Tratamiento Cancer de Piel - Dermatologia Costa Rica

El cáncer de piel se genera por un crecimiento anormal descontrolado de las células de la piel y se divide básicamente en tres tipos: carcinoma basocelular (el más frecuente), carcinoma espinocelular y melanoma (el más grave, agresivo y potencialmente mortal).

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel es una enfermedad originada en un grupo de células con capacidad para crecer y multiplicarse de manera autónoma y anormal –rápida y anárquicamente- hasta dar lugar a un tejido nuevo llamado tumor maligno o neoplasia maligna.

Cancer de piel | Dermatologia Costa Rica

¿Influye el tipo de piel o raza en el cancer de piel?

Si bien el cáncer de piel es más común en personas que tienen piel clara, cabello rubio y ojos claros, ningún tipo de piel está libre de este riesgo.
Las personas con piel sensible que se queman fácilmente al exponerse al sol con dificultad para broncearse son especialmente susceptibles.
También tienen mayor riesgo quienes presentan gran cantidad de lunares, quienes han tomado mucho sol o han padecido quemaduras solares en la infancia o adlolescencia.
Las personas que tienen o tuvieron cáncer de piel tienen más probabilidades de padecer otro cáncer cutáneo, así como sus familiares directos.
Quienes se exponen a camas solares también tienen mucho riesgo.

Biopsias Cancer de Piel | Dermatologia Costa Rica
Resulta fundamental en la prevención y detección precoz del cáncer de piel que realicemos un control anual de los lunares con el Dermatólgo. Esto nos permite controlar los lunares y detectar cualquier cáncer de piel en un estadío temprano que permite la curación de la enfermedad.

Además el denominado Autoexamen de los lunares, que consiste en inspeccionar uno mismo detenidamente los propios lunares siguiendo una serie de pasos ordenados para conocer nuestra piel de modo tal que cualquier cambio o nuevo lunar nos llamará la atención y alertará a consultar al Dermatólogo. El mismo se realiza cada tres meses.

Deteccion temprana del Cancer de piel

¿Qué tipos de cáncer de piel existen?

Existen muchos tipos de cáncer de piel, pero los más frecuentes son el carcinoma basocelular, carcinoma escamoso y melanoma maligno. Su aspecto es variado y puede ser desde una simple peca negra (melanoma maligno) a un bulto rosa con finísimas dilataciones vasculares (carcinoma basocelular) o incluso una pequeña aspereza blanco-grisácea o del color de la piel, en el caso del carcinoma escamoso.

¿El sol es único desencadenante de esta enfermedad?

La exposición al sol y a la cama solar es responsable del 90 por ciento de los tumores que aparecen en la piel. Existen otros factores como el genético, las lesiones por radioterapia y las cicatrices crónicas como las provocadas por quemaduras.
Ciertos productos químicos como el arsénico contenido en altas cantidades en el agua de pozos, consumidos crónicamente pueden provocar cáncer de piel.
El Xeroderma Pigmentoso es una enfermedad hereditaria poco frecuente en la que la piel no posee la capacidad para reparar los daños que sufre el material genético de las células ante la exposición solar. Las personas con este trastorno desarrollan tumores en la piel desde edades tempranas.

El Sol: principal factor de Cancer de Piel


La prevención y el diagnóstico precoz son las herramientas más útiles para combatir el cáncer de piel. En cuanto a la prevención, es fundamental evitar los factores de riesgo (exposición solar, rayos UVA); así como la revisión periódica de lesiones con potencial de malignización (pecas, lunares) y tratamiento de otras lesiones premalignas (queratosis actínicas, queilitis actínica, etc).
volver


Tratamiento del cáncer de piel y cirugía micrográfica de Mohs

En la gran mayoría de los casos el tratamiento del cáncer de piel incluye la extirpación quirúrgica pero en algunos pacientes puede ser necesario utilizar otras técnicas de tratamiento como la radioterapia y/o quimioterapia.

Bajo ciertas circunstancias puede estar indicada la cirugía micrográfica de Mohs o extirpación quirúrgica por etapas con control microscópico del tejido extirpado, técnica que permite “economizar” piel sana y disminuye el número de casos con recidiva del tumor. Los pacientes ya tratados deben seguir un esquema de controles periódicos, piedra angular del diagnóstico precoz de nuevas lesiones.

¿Qué pasa con los lunares en el verano? ¿Cuál es control que hay que tener?

La mejor manera de prevenir el cáncer de piel es evitando la exposición a la radiación ultravioleta del sol y controlando una vez al año los lunares con el Dermatólogo.
El principal factor de riesgo de cáncer de piel es la radiación ultravioleta.

- No hay que exponerse al sol entre las 10 y las 16 hs (ni siquiera usando protector).

- Cuando nos exponemos al sol debemos hacerlo con protector solar que tenga un factor de protección no menor a 15 (factor 30 o más en las pieles sensibles), y que bloquee la radiación ultravioleta A y B.

Cancer de piel: Tipos de lunares

- Cada dos horas se debe reaplicar el protector o bien luego de la actividad deportiva o al salir del agua. Tener en cuenta que el protector tarda 20 a 30 minutos en empezar a actuar desde que es colocado.

- Utilizar remera, gafas que protejan de rayos UV, y sombreros de ala ancha para proteger el rostro es muy importante.

- Deben evitarse las camas solares que incrementan los riesgos de cáncer de piel.


 

ACEPTAMOS SUS TARJETAS