Cirugia de Lunares y Tumores

Los lunares (nevus) y las manchas de nacimiento son probablemente los tumores más frecuentes de la piel. Se trata de tumores benignos de las denominadas células névicas. Estas células son similares a las células responsables de la pigmentación (melanocitos), que son responsables del bronceado habitual de la piel. Las células névicas también pueden formar el color de la piel pero no de forma regular; por eso, la mayoría de los lunares y manchas de nacimiento son marrones, marrones oscuros o negros.

Todas las personas tienen uno o más lunares o manchas de nacimiento. Algunos son congénitos o se tienen desde pequeños; con el paso de los años, la cantidad va aumentando. Por eso se distingue entre los congénitos (manchas de nacimiento) y los lunares adquiridos. Sin embargo, muchas veces ambos términos se utilizan indistintamente. Los lunares y las manchas de nacimiento tienen muy diferentes formas, colores y tamaños; pueden encontrarse a ras de la piel y también tener relieve o en forma de pedúnculo. La coloración de los lunares varía entre el rojo y el marrón oscuro. Algunos tienen pelos.

Normalmente no es necesario extirpar los lunares con cirugía, aunque puede hacerse por motivos estéticos. De todos modos, si observa cambios significativos en los mismos, el dermatólogo los eliminará por completo si lo estima conveniente. En algunos casos puede esconderse un melanoma (cáncer de piel) o una fase previa tras el lunar o la mancha de nacimiento. Sin embargo, la probabilidad de que un lunar normal se convierta en maligno y se produzca dicho melanoma es muy baja.

Las quemaduras solares, sobre todo en la infancia, elevan el riesgo de padecer posteriormente un cáncer. Especialmente las personas de piel clara o con muchos lunares deben evitar tomar el sol o, al menos, protegerse con protector solar de alto grado. Además, los lunares pigmentados deben ser controlados regularmente. Las anomalías o alteraciones en el color, la forma o el tamaño, o los síntomas tales como picores, sangrado o exudación pueden ser sospechosos, y debe acudir inmediatamente al su médico o al dermatólogo para consultarle.

 

 

 

 

ACEPTAMOS SUS TARJETAS